Inicio Salud La enfermedad mental de la que los hombres no hablan

La enfermedad mental de la que los hombres no hablan

Compartir

Tres tipos revelan lo que es vivir con esta debilitante enfermedad.

Piensa en la peor persona que puedas imaginar susurrando cosas horripilantes en tu oído. Ahora imagínate creyendo cada palabra, tanto así, que empiezas a aislarte de otras personas.

A eso se siente la depresión, dice Joel Robison, de 32 años.

En 2015, casi el 5 por ciento de los hombres informó haber experimentado al menos un episodio depresivo mayor en el último año, según el Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos.

Sin embargo, muchos terapeutas piensan que este número es solo la punta del iceberg sobre cuántos hombre realmente lidian con esta enfermedad.

“Los hombres son diagnosticados con depresión con la mitad de frecuencia que las mujeres, pero eso es mucho todavía”, dice el doctor Ronald Levant, cofundador de la Sociedad para el Estudio Psicológico de Hombres y Masculinidad. “Es por mucho la enfermedad mental más frecuentemente diagnosticada y todavía hay un montón de hombres que sufren con ella”.

¿QUÉ ES LA DEPRESIÓN?

La depresión clínica no es un breve episodio de tristeza, es una enfermedad mental incapacitante con síntomas graves que pueden interferir con cada parte de tu vida, dice el doctor Fred Rabinowitz, profesor de psicología en la Universidad de California en Redlands.

Puede manifestarse de muchas formas diferentes, pero la depresión generalmente se caracteriza por sentimientos persistentes de tristeza e insignificancia, falta de apetito y energía, insomnio, incapacidad para concentrarse y/o ideas suicidas, según el Diagnostic and Statistical Manual Of Mental Disorders.

Estos sentimientos no desaparecen en unos días, o incluso semanas, fue cuando Robison se dio cuenta de que algo no estaba bien.

“Lentamente empecé a abandonar aficiones e intereses -cosas que alguna vez me hicieron feliz o eran mis favoritas- me faltaba energía para disfrutar de ellas”, dice. “No dormía, no comía, estaba irritable y difícil y soy muy distinto cuando no me siento deprimido”.

¿Por qué pasó esto? Puedes volverte depresivo si tienes antecedentes familiares, después de experimentar un evento traumático o estresante, o si tu cerebro presenta niveles bajos de químicos como la dopamina y la serotonina -o también podría ser una combinación de las tres, de acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos.

No importa la causa, los sentimientos desencadenados pueden llegar a ser insoportables.

¿CÓMO SE SIENTE LA DEPRESIÓN?

En el caso de Robison, esos sentimientos llegaban en oleadas y él normalmente podía verlos venir.

“Se siente pesada”, dice. “Literalmente, hace que mis músculos y el cuerpo se sientan pesados. Me siento lento y sin energía. Soy maratonista y un corredor de ultra maratones y puedo correr durante horas sin parar, pero cuando estoy deprimido, siento que me quedo sin energía en todo el cuerpo al levantar una taza de café”.

Joshua Beharry, de 29 años, quien comenzó a lidiar con la depresión a los 22 años, también sintió una falta de energía, en parte debido al severo insomnio que desarrolló, pero lo que realmente le afectó fue la “tristeza incontrolable y abrumadora”.

“La depresión me había hecho incapaz de sentir emociones positivas”, dice. “Era como un perro demasiado enfermo para vivir. En algún momento, tienes que sacrificarlo. Sentía como si tuviera que terminar mi vida, y como no me creía capaz de recuperarme en algún momento de esto, eso es lo que traté de hacer. ”

Los hombres son 3.5 veces más propensos suicidarse que las mujeres, según la Fundación Americana para la Prevención del Suicidio, por lo que es el séptimo asesino más común de los hombres.

Adam Jaschen, de 22 años, sintió una pérdida de esperanza cuando se deprimió.

“Nunca lo olvidaré”, dice Jaschen. “Solo quieres irte. Es un momento muy real y aterrador cuando te puedes imaginar todas las horribles repercusiones y aún así quieres que termine. Las personas más cercanas a ti no se sienten tangibles ni reales, y se siente como si los pensamientos más inmediatos, por más tortuosos que sean, fueran más válidos “.

(Por supuesto, no todas las personas deprimidas se sienten suicidas, pero la depresiónes la condición más común asociada con el suicidio.)

¿POR QUÉ LOS HOMBRES NO HABLAN SOBRE LA DEPRESIÓN?

A menudo se enseña a los hombres a suprimir cualquier expresión de tristeza durante la infancia, dice Rabinowitz. Así que aunque la depresión es muy común entre los hombres, muy pocos están dispuestos a admitirlo.

Beharry no habló de su depresión durante meses porque lo vio como una debilidad. Así que en vez de eso, trató de esconderlo: fingió que no estaba triste o agotado, que estaba durmiendo normalmente, y manejando su estrés bien.

“La depresión masculina a veces se manifiesta a través del ‘código masculino’ que dice que no se puede mostrar debilidad, tristeza o vulnerabilidad”, dice.

En cambio, muchos hombres se vuelven enojones o irritables, se saturan de trabajo, se aíslan a sí mismos de otras personas, o incluso desarrollan problemas de alcohol para lidiar con la depresión. Ellos ven estos comportamientos como una forma socialmente aceptable de deshacerse de los malos sentimientos, dice Levant.

“Por eso, en parte, las mujeres son diagnosticadas con depresión más que los hombres”, dice Rabinowitz.

De hecho, cuando los investigadores de la Universidad de Michigan encuestaron a más de 5 mil 600 hombres y mujeres usando síntomas más comunes en los hombres como base para el diagnóstico de la depresión, encontraron que el 26 por ciento de los hombres cumplían los criterios comparado con el 22 por ciento de las mujeres, pero cuando utilizaron los síntomas tradicionales de la depresión, más mujeres encajaron en los criterios.

Cambiar esta mentalidad “masculina” a menudo requiere terapia, pero debido a que muchos hombres temen hablar de su depresión, a menudo es necesario el estímulo de un compañero, amigo o pariente para que un hombre busque tratamiento, dice Levant. (Y de hecho, una red social fuerte puede incluso prevenir la depresión.)

¿QUÉ DEBES HACER SI CREES QUE TIENES DEPRESIÓN?

Esto es lo que puedes hacer si crees que necesitas ayuda:

VE CON TU DOCTOR

Él o ella será capaz de determinar si algo físico está causando tus síntomas, como un medicamento con efectos secundarios negativos, dice Rabinowitz.

Después de que Beharry hiciera una cita con su médico, ella le hizo una prueba de detección de depresión. Una vez que consiguió los resultados, ella le prescribió antidepresivos y lo conectó con un psiquiatra para que pudiera comenzar la terapia.

La investigación sugiere que una combinación de medicamentos y terapia es el mejor tratamiento para la depresión, dice Rabinowitz, pero todo el mundo es diferente. Los antidepresivos pueden venir con efectos secundarios de riesgo como el aumento de peso, insomnio y problemas sexuales, por lo que algunas personas prefieren tratar primero la terapia.

ENCUENTRA A ALGUIEN CON QUIEM PUEDAS HABLAR

Tienes que abrirte y hablar de lo que está causando tu depresión, así que puedes empezar a cambiar tu forma de pensar y ver la vida, dice Rabinowitz. A veces, es posible que ni siquiera sepas lo que te molesta hasta que comiences el tratamiento con un psicólogo o psiquiatra.

Después de que Robison comenzó con sus terapias, su terapeuta lo ayudó a encontrar maneras constructivas de manejar su depresión sin medicación. Sólo tener a alguien con quien hablar le ayudó mucho, dice.

También puedes considerar unirte a un grupo de hombres, dice Rabinowitz. Aunque suene intimidante, puede ser útil si te sientes solo, ya que estarás rodeado por otros tipos que pasan por lo mismo.

Compartir